Tema 5: Desarrollo social y emocional. Identidad y moral.

DESARROLLO EMOCIONAL Y SOCIAL. IDENTIDAD Y MORAL
BREVE INTRODUCCIÓN AL TEMA:
Los aspectos de desarrollo social, emocional y moral van muy ligados en su evolución, es decir en el desenvolvimiento del niño, y así mismo se relacionan con el desarrollo de la personalidad que veremos explicado y detallado más adelante.
Por otro lado destacar que es importante que para estimular un desarrollo social y emocional saludable, los educadores se familiarizen con las diferentes etapas de desarrollo de los niños.También cabe decir que los primeros cinco años de vida son un momento crítico en el
desarrollo de los niños pequeños, pero años posteriores no son menos importantes.Y ya por último anunciar que como en la mayoría de las áreas, los niños se fijan en sus padres o personas de referencia como modelos a seguir y esto lo hemos ido trabajando a lo largo de todos los temas vistos con anteriridad.


bebés.jpg
Para comenzar, comsideramos apropiado exponer una descripción relacionada con las emociones sociales y morales que se van desarrollando en el neonato, para así poder entender el contenido de dicho apartado con mayor claridad y además para enriquecernos un poco más con información añadida.

Descripción:
Para los niños que se sienten cómodos con sí mismos y se llevan bien con los demás, es mucho más probable que tengan éxito en la escuela y en la vida, que los que se encuentran emocionalmente desconectados, carecen de auto-estima, o no saben interactuar con otros.
Todos tenemos emociones pues nacemos con ellas. Con lo que no nacemos es con el conocimiento de cómo controlarlas para que nos sirvan de algo.
Enseñarle a los niños acerca de la naturaleza de las emociones no es esconderlas o eliminaras, la mayoría de ellas pueden ser tanto de beneficio como problemáticas. Por ejemplo, la ira puede llevar a algunas personas a actuar violentamente, pero también puede llevar a la gente a buscar justicia.
Como en la mayoría de las áreas, los niños se fijan en sus proveedores de cuidado como modelos a seguir. La manera en que los padres traten a los otros será la lección más importante que los pequeños aprenderán sobre la manera en que deben tratar a los demás.
Los padres también pueden:
  • Ayudar a los niños a darle nombre a las emociones que estén experimentando, "veo que estás frustrado." Y decirles a los niños la manera apropiada en que pueden expresar dichas emociones: "Cuando estás frustrado no debes perder el control, pide tu turno o pregúntame si hay otra crayola amarilla que puedas usar."
  • Reconocer los logros de los niños y celebrarlos. La alabanza constante interfiere con su habilidad para desarrollar auto-estima. Pero el reconocimiento sincero por los logros, aunque éste parezca trivial desde la perspectiva del adulto por ejemplo beber de un vaso por primera vez sin derramar el líquido ayuda al desarrollo de la confianza y hace que los niños quieran continuar intentando cosas nuevas y estructurando habilidades nuevas. Por lo tanto los padres deben dejar que todos los niños sepan que pueden lograr cualquier cosa con práctica y perseverancia.
  • Es recomendable que los papás utilizen la disciplina en lugar del castigo. Al disciplinar, le enseñan al niño que hacer, no sólo que no hacer. También pueden involucrar a los niños en la elaboración de las reglas. Esto les da la práctica en la solución de problemas, les ayuda a verse a sí mismos como parte del grupo, y es más probable que se sientan inclinados a cooperar.
  • También deben tener los padres, expectativas de desarrollo apropiadas. Un niño de un año no está listo todavía para compartir un juguete favorito. Pero un niño de cuatro años puede empezar a usar las estrategias del compartir como es tomar turnos o jugar juntos con un juguete.

Debido a que nuestros días con los niños están llenos de interacciones sociales, y debido a que todos experimentamos emociones diariamente, los papás tendran miles de oportunidades para guiar el desarrollo social y emocional de los niños bajo su cuidado.


EL DESARROLLO EMOCIONAL
Pienso_Actuo_Siento.gif
Pensar, actuar y sentir son las tres acciones que integran la personalidad del ser humano y lo definen en esencia.También cabe destacar que todos tenemos emociones, pues nacemos con algunas de ellas. Con lo que no nacemos es con el conocimiento de cómo controlarlas para que nos sirvan.
El estudio de las emociones de los niños es difícil, porque la obtención de información sobre los aspectos subjetivos de las emociones sólo pueden proceder de la introspección, una técnica que los niños no pueden utilizar con éxito cuando todavía son demasiados pequeños.
Pero, en vista del papel importante que desempeñan las emociones en la vida del niño no es sorprendente que algunas de las creencias tradicionales sobre las emociones, que han surgido durante el curso de los años para explicarlas, hayan persistido a falta de información precisa que las confirme o contradiga. Por ejemplo hay una creencia muy aceptada de que algunas personas, al nacer, son más emotivas que otras. En consecuencia, ha sido un hecho aceptado el de que no hay nada que se pueda realizar para modificar esa característica.
Dentro de esas creencias, también se vio que las diferencias de emotividad se enlazaron al color de cabello. Por ejemplo se decía que los pelirrojos tienen por naturaleza un temperamento "fiero", mientras que los rubios son naturalmente cálidos y cariñosos.
En la actualidad, aunque se acepta que puede haber diferencias genéticas de la emotividad, las evidencias señalan a las condiciones ambientales como las principales responsables de las diferencias de emotividad de los recién nacidos se han atribuido en parte, a las diferentes tensiones emocionales experimentadas por sus madres durante el embarazo. Hay también pruebas de que los niños que se crían en un ambiente excitante o están sujetos a presiones constantes para responder a las expectativas excesivamente altas de los padres o maestros de escuela, pueden convertirse en personas tensas, nerviosas y muy emotivas. La capacidad para responder emotivamente se encuentra presente en los recién nacidos. La primera señal de conducta emotiva es la excitación general, debido a una fuerte estimulación. Esta excitación difundida se refleja en la actividad masiva del recién nacido. Sin embargo, al nacer, el pequeño no muestra respuestas bien definidas que se puedan identificar como estados emocionales específicos. El patrón general emocional no sólo sigue un curso predecible, sino que también pronosticable, de manera similar, el patrón que corresponde a cada emoción diferente. Por ejemplo: los "pataleos" o "berrinches" llegan a su punto culminante entre los 2 y 4 años de edad y se ven reemplazados por otros patrones más maduros de expresiones de ira, tales como la terquedad y la indiferencia. Aún cuando el patrón de desarrollo emocional es predecible, hay variaciones de frecuencia, intensidad y duración de las distintas emociones y las edades a las que aparecen. Todas las emociones se expresan menos violentamente cuando la edad de los niños aumenta, debido al hecho de que aprenden cuáles son los sentimientos de las personas hacia las expresiones emocionales violentas, incluso las de alegría y otras de placer. Las variaciones se deben también, en parte, a los estados físicos de los niños en el momento de que se trate y sus niveles intelectuales y, en parte, a las condiciones ambientales. Las variaciones se ven afectadas por reacciones sociales, a las conductas emocionales. Cuando esas reacciones sociales son desfavorables, como en el caso del temor o la envidia, a las emociones aparecerán con menos frecuente y en forma mejor controlada que lo que lo harían si las reacciones sociales fueran más favorable; si las emociones sirven para satisfacer las necesidades de los niños esto influirá en las variaciones que nombrábamos anteriormente. Los niños, como grupo, expresan las emociones que se consideran apropiadas para su sexo, tales como el enfado, con mayor frecuencia y de modo más intenso que las que se consideran más apropiadas para las niñas, tales como temor, ansiedad y afecto. Los celos y berrinches son más comunes en la familias grandes, mientras que la envidia lo es en las familias pequeñas.

CONCEPTO DE EMOCIÓN




EMOCIONES BÁSICAS:
Una emoción es un estado afectivo que experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios orgánicos (fisiológicos y endocrinos) de origen innato, influidos por la experiencia.


LAS CUATRO EMOCIONES MÁS ESTUDIADAS:
Felicidad.jpg
La Felicidad: Contribuye a muchos aspectos del desarrollo.
  • Alrededor del mes y medio de vida suele aparecer la sonrisa social.
  • A los 3-4 meses aparece la risa.
  • Sobre los 6-8 meses, las expresiones de felicidad son más selectivas.
  • El centro escolar como facilitador de experiencias agradables académicas, sociales y personales.

La Ira: Las expresiones faciales de enfado suelen manifestarse más claramente a partir del 2º- 4º mes de vida.
  • El enfado sirve de señal social para que los cuidadores les atiendan.ra.jpg
  • Con los años, su desarrollo cognitivo y autorregulación emocional le permite transformar esa respuesta de ira en otra actividad más constructiva.

La Tristeza: La tristeza suele ser menos habitual que la ira en bebés.
  • Conlleva aspectos secundarios como la soledad, apatía, dejadez, falta de concentración, indefensión inmunológica, negativismo...

El Miedo: En la primera infancia suelen ser menores las reacciones.
  • Confían en las habilidades del cuidado para superar la situación.
  • Miedo a las alturas en los bebés (experimiento del abismo visual) o la llamada ansiedad ante extraños alrededor

    de los 6-8 meses.
  • En edad escolar, los miedos serán en muchas ocasiones aprendidos.
  • Pese a que los miedos aumentan con la edad, se aprenden estrategias para superarlos.

Miedo.jpg
-Las emociones básicas, además, se complementan con las emociones autoconscientes o morales, unos sentimientos de orden superior que incluyen la vergüenza, el desconcierto, la culpabilidad, la envidia o celos, el orgullo... Son emociones que implican un mayor sentido de autoconsciencia. Debemos destacar que dichas emociones son aprendidas o enseñadas. Y además varían de cultura a cultura. Por último anunciar que estas emociones cambian con la edad y con las experiencias.
Respeto a los padres de aquí y en Japón.




HITOS DEL DESARROLLO EMOCIONAL
Hasta ahora nos hemos centrado en los modos de expresión emocional del niño, pero no hay que olvidar el “otro lado de la moneda” que implica la comprensión de las emociones. A esto va unido el concepto de “**empatía**”, que es la habilidad para comprender los sentimientos de otros y responderles de manera complementaria, y el de “**altruismo**” que indica una conducta orientada a beneficiar a los demás sin esperar nada a cambio a nivel individual. El carácter o temperamento de formar parte del desarrollo emocional como sustrato interno a las respuestas. Es diferencial y marca la tendencia emocional, pero no es “irreversible”. Además influye el tipo y desarrollo de apego infantil establecido con sus progenitores. Este es un elemento más de influencia en la conducta emocional del escolar.


INTELIGENCIA EMOCIONAL
La inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. El término fue popularizado por Daniel Goleman, con su célebre libro: Emotional Intelligence, publicado en 1995. Goleman estima que la inteligencia emocional se puede organizar en cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación, y gestionar las relaciones.
La inteligencia emocional nos permite tomar conciencia de nuestras emociones, comprender los sentimientos de los demás, tolerar las presiones y frustraciones, acentuar nuestra capacidad de trabajo en equipo y adoptar una actitud empática y social, que nos brindará mayores posibilidades de desarrollo personal. Hasta hace poco al hablar de inteligencia solamente se contemplaba el CI detectado por los test, pero Peter Salovey, John Mayer, y posteriormente Daniel Goleman, cuestionaron ese único tipo de inteligencia (CI) y aportaron el concepto de coeficiente emocional (CE). Ambos conceptos se complementan: la inteligencia emocional es una combinación del intelecto con las emociones.




EL DESARROLLO SOCIAL
¿Qué es el desarrollo social?
Se sabe que los niños desarrollan su afectividad, básicamente las emociones, a través de la interacción social, es por eso de que se habla de desarrollo socio emocinal.Es durante el segundo año, los infantes comprenden mejor las relaciones. Un niño de esta edad sabe cómo responder a otro niño que le ofrece un juguete. A los dos años también saben ajustar su comportamiento a la edad de sus compañeros. Por ejemplo, cuando se forma un grupo de niños de 2 años y niños de 18 meses, los más mayores hacen más esfuerzos para vincular a los demás en el juego. Cuando están solos con niños de su misma edad no necesitan el mismo esfuerzo porque están más capacitados socialmente. Por tanto, esta mezcla de edades parece favorecer el desarrollo social de los niños de ambas edades. No obstante, algunas personas son más sociables que otras. Esto parece ser en gran parte un rasgo heredado, pero también se ve influenciado por el ambiente. Por ejemplo, los niños sociables suelen tener madres sociables de las que pueden aprender a relacionarse con los demás. Los niños que pasan tiempo con otros niños desde su infancia son más sociables que quienes pasan todo el tiempo en casa. Los conflictos entre niños tienen también una función de aprendizaje social. Los niños de dos años tienen más conflictos que los de un año, pero también los resuelven más. Por ejemplo, comparten los juguetes cuando no hay suficiente para todos. Los conflictos a estas edades tempranas pueden ser importantes para que los niños aprendan a negociar y a solucionar problemas.


social.jpg
AGENTES DE SOCIALIZACIÓN:

Existen diversos agentes de socialización, que juegan un papel de mayor o menor importancia según las características peculiares de la sociedad, de la etapa en la vida del sujeto y de su posición en la estructura social. En la medida que la sociedad se va haciendo mas compleja y diferenciada, el proceso de socialización deviene también mas complejo y debe, necesaria y simultáneamente, cumplir las funciones de homogeneizar y diferenciar a los miembros de la sociedad a fin de que exista tanto la indispensable cohesión entre todos ellos, como la adaptación de los individuos en los diferentes grupos y contextos subculturales en que tienen que desempeñarse. Se puede decir que la sociedad total es el agente de socialización y que cada persona con quien se entre en contacto es en cierto modo un agente de socialización.
  • Familia
  • Escuela
  • Compañeros
  • Medios de comunicación...


TIPOS DE SOCIALIZACIÓN:
1. Socialización Primaria: Es la primera por la que el individuo atraviesa en la niñez, y por medio de ella se convierte en miembro de la sociedad. Se da en los primeros años de vida y se remite al núcleo familiar. Se caracteriza por una fuerte carga afectiva. Depende de la capacidad de aprendizaje del niño, que varia a lo largo de su desarrollo psico-evolutivo. El individuo llega a ser lo que los otros significantes lo consideran (son los adultos los que disponen las reglas del juego, porque el niño no interviene en la elección de sus otros significantes, se identifica con ellos casi automáticamente) sin provocar problemas de identificación. La socialización primaria finaliza cuando el concepto del otro generalizado se a establecido en la conciencia del individuo. A esta altura ya el miembro es miembro efectivo de la sociedad y esta en posición subjetiva de un yo y un mundo.
2. Socialización Secundaria: Es cualquier proceso posterior que induce al individuo ya socializado a nuevos sectores del mundo objetivo de su sociedad. Es la internalización de submundos (realidades parciales que contrastan con el mundo de base adquirido en la sociología primaria) institucionales o basados sobre instituciones. El individuo descubre que el mundo de sus padres no es el único. La carga afectiva es reemplazada por técnicas pedagógicas que facilitan el aprendizaje. Se caracteriza por la división social del trabajo y por la distribución social del conocimiento. Las relaciones se establecen por jerarquía.
Hay quienes hablan de una socialización terciaria, basada en la integración a otra cultura diferente a la propia, una sociedad con patrones nuevos para el sujeto que le requiere un proceso de re-socialización. A este proceso lo llaman ''transculturación''.

-Socialización familiar frente a socialización del medio cultural:
a) Seno familiar: obediencia, valores familiares, pautas educativas, roles padres, factores familiares (normas claras, coherentes, razonadas, expectativas realistas, existencia de hermanos para ensayar roles, muestra de habilidades sociales…)

b) Medio cultural: externo, sobre todo la escuela como fuente de experiencias para la socialización (conocimientos, sentimientos, comportamientos prosociales…).

mundo.jpg




LA INTEGRACIÓN SOCIAL
integración.jpgIntegrar socialmente a alguien quiere decir aceptarlo en la sociedad como una persona activa, y capaz de expresar sus propias ideas y conocimientos. La integración social debe realizarse desde los niños primeramente en la escuela y otros ámbitos, y debe promoverse también en la adolescencia y adultez. Podemos exponer referente a dicho apartado que en la capacidad para adoptar otras perspectivas debe deshacerse (el individuo) del egocentrismo de manera progresiva. Otra de las capacidades hace referencia al comprender las emociones de los otros, en esto destacamos la empatía, sensibilidad, etc. Ambas capacidades definen la empatía. También encontramos que es necesario tener capacidad para asumir valores, pues éstos guiarán sus decisiones, conductas e inclusión en unos u otros grupos sociales, integración o afiliación en función de esos valores sociales y morales. Además resulta esencial que el sujeto adquiera la capacidad para desenvolverse con suficientes habilidades sociales, es decir que el individuo va a tener que adquirir capacidad para iniciar conversaciones con las demás personas de su entorno, a saber realizar halagos y críticas al igual que recibirlos, adquirir habilidades suficientes para hacer amigos, etc. Es importante también desarrollar la capacidad para comprender el sentido de la autoridad y distintas relaciones, pues hasta los 10 años los niños no entienden que la persona autoritaria lo es por cualidades personales, sino que lo atribuyen a características físicas o superficiales, de azar...Entonces aprenderán a identificar y actuar ante relaciones asimétricas, de liderazgo, de amistad, etc. Y ya para finalizar destacar que el individuo tiene que saber relacionarse y entender los sistemas económicos, políticos, institucionales, comerciales, etc.
Como hemos podido observar estas capacidades son fundamentales para que el alumno se integre socialmente, sobre todo se da esto en las dos primeras capacidades expuestas en la explicación ya escrita. Y destacar algo muy importante: un individuo no puede socializarse si no es capaz de empatizar con los demás. Por ello hay que poner en prática dichas capacidades y adquirirlas desde muy temprano


-Implicaciones educativas

1. Integración social: El centro escolar debe transmitir información al alumnado a cerca de su gobierno, su economía, sus estratos sociales, etc. En definitiva hacer que el individuo conozca su sistema social.
2. Interacción social: Es el fenómeno básico mediante el cual se establece la posterior influencia social que recibe todo individuo. La conducta social depende de la influencia de otros individuos y la interacción social es una de las claves de este proceso. Si la conducta es una respuesta al estímulo social producido por otros, incluido los símbolos que ellos producen, la interacción social puede ser concebida como la secuencia de esas relaciones estímulo-respuesta. Además resulta esencial anunciar que la interacción social produce efectos sobre la percepción, la motivación y, especialmente sobre el aprendizaje y la adaptación del individuo. Através de ella el individuo debe aprender a relacionarse con la gente de su entorno y más allá.
3. **El juego**: Éste tiene potencial educativo extraordinario. Propicia el desarrollo de las estructuras afectivas y cognitivas, así como de muchas habilidades y destrezas manuales e intelectuales; fomenta valores como la democracia, el compañerismo, el respeto, la libertad; es herramienta y estímulo en la definición de los ideales, de la identidad, la autonomía y la subjetividad. Éste se utiliza como herramienta privilegiada de socialización en la escuela. Pues es considerado como una buena estrategia a la hora de desarrollar la socialización en la escuela. Que el sujeto acepte normas, roles, etc.
4. La familia: Es una institución social. Y se muestra en dicho apartado como el eje principal socializador y constructor de la identidad del niño, sobre todo durante la educación primaria y la educación infantil.
5. La escuela: Ésta se nos presenta como facilitadora de experiencias sociales. Pues en ella se fomenta el desarrollo social de los individuos.
6. Curricularmente: Se nos muestra la competencia básica social y cuidadana (LOE).
7. La amistad y relaciones personales en la escuela: En ellas se hace necesario atender a los que no logran alcanzarlo para de esta manera ayudar a aquellos individuos que tienen dificultades a la hora de relacionarse con los demás para que de esta manera logren el objetivo de mantener una relación de amistad con el resto de personas de su entorno, pues esto es necesario en la vida. Es un factor muy importante que se ha de tener presente desde una edad muy temprana.

familia-simpson.gif


La identidad
La identidad es un conjunto de atributos personales (del yo) es la parte reactiva de la persona en las actitudes de los demás. Es, por decirlo de alguna manera, la parte originalísima que la persona aporta a través de sus respuestas, en su interacción con los otros. Estas actitudes que toma ante los demás son el elemento novedoso, la aportación de la persona. El "yo", da un sentido de independencia, de decisión.
Es por ello que desde su mundo personal se descubre diferente, indivisible e individual, esta sería la dimensión subjetiva de la identidad. Pero, desde esta dimensión no se puede considerar identificado socialmente al sujeto, porque el mismo depende del reconocimiento de los grupos primarios o de pertenencia, que le adjudican atributos, que la configuran. La identidad no sería más que le lado subjetivo de la cultura considerada bajo el ángulo de su función distintiva.
Por último, la formación de la identidad sólo se realiza en función de la interacción con el medio externo, ya que en una situación de aislamiento, las características individuales resultan absolutamente irrelevantes y transparentes. Es sólo en relación a la interacción con los otros significativos que las diferencias y características individuales adquieren valor y se comportan como un aporte para la interacción social.


Desarrollo de la identidad
En la medida en que el niño se va diferenciando del mundo exterior va construyendo su propia identidad. La etapa de 3 a 6 años denominada por WALLON como del personalismo es la más significativa en la construcción de la identidad de la persona. El niño se diferencia de los demás mediante la oposición hacia gran parte de las propuestas que las personas le ofrecen.
El crear un clima de seguridad de relaciones de calidad entre el adulto y los niños, la valoración y confianza ajustada de aquél en las capacidades de progreso de éste, y la interacción de los niños con las personas que conforman su entorno, con las que establecen relaciones de distintas índole, desempeñan un papel fundamental en la construcción de la identidad y de una imagen positiva y ajustada.
Aplicado esto a los tres primeros años de vida, evoluciona desde un conocimiento de las personas (en el segundo trimestre de vida), a un reconocimiento de sí (18-24 meses los niños reconocen su imagen y comienzan a usar los pronombres personales), para llegar a la adquisición del rol sexual (a los tres años usan el conocimiento de la identidad sexual y de género). En cambio, entre los tres y seis años de vida, el niño llega a conocer las características de los otros aunque se base en lo externo y en las apariencias. Conoce también las relaciones interpersonales (autoridad, sumisión, amistad.) y los sistemas e instituciones sociales (es un conocimiento basado en rasgos o aspectos externos, perceptibles).
Entre los cuatro y seis años la vida emocional del niño sufre profundos cambios. Los más importantes son:
external image pixteja.gif El comportamiento emocional tiende a normalizarse (cambio de humor menos bruscos)
external image pixteja.gif El comportamiento tiende a a ser menos explosivo y causal.
external image pixteja.gif Lo que las emociones pierden en violencia, lo ganan en variedad y riqueza.
external image pixteja.gif Las emociones tienden a socializarse.
Todo esto es debido a su mayor capacidad de control e inhibición, y a que poco a poco ha ido aprendiendo que ciertas manifestaciones emotivas no son aceptadas socialmente.
Cabe decir que el apego y la amistad son los vínculos afectivos y sociales básicos. Es ésta una relación afectiva que el niño establece con las personas que interactúan de forma especial con él. Este vínculo conlleva distintas pautas de conducta que fundamentalmente pretenden conseguir la proximidad con la persona a la que se está apegado y conductas de interacción privilegiada: llamadas (lloros, gestos), contacto (abrazos), vigilancia y seguimiento perceptivo de esa persona, conductas motoras de aproximación. El apego implica un modelo de representación mental, los recuerdos que la relación deja, las expectativas que crea. Este vínculo se forma en el primer año; en el segundo se consolida.
Por último, debemos hablar de un capítulo interesante a considerar en relación a la afectividad: la relación entre hermanos. En teoría el vínculo entre hermanos se basa en el amor, pero surgen temores sobre la posibilidad de perder, por la aparición de otro, parte de afecto, status, seguridad. Son los celos. Pero si se añade la sospecha de que el otro puede ocupar un lugar de privilegio surge la envidia. La situación familiar puede paliar esa competitividad emotiva.
A partir de los seis años estamos ante un período relativamente tranquilo y de grandes logros en la vida del niño. Adquiridos ya los primeros hábitos de la vida social (control de esfínteres, control de reacciones agresivas, interiorización de las normas fundamentales de convivencia) el niño llegará a: consolidar su identidad; adquirir conciencia de sus capacidades y sus limitaciones; percibir su situación en el mundo social; aceptar las normas; adoptar comportamientos coorperativos; evolucionar desde posiciones de heteronomía moral a posiciones de autonomía y acuerdo social; desarrollar actitudes y comportamientos de participación, respeto recíproco y tolerancia.
Han pasado ya los conflictos originados en la socialización primera y en el aprendizaje de los hábitos básicos de la vida social. En este período, el niño consolida su identidad, va adquiriendo conciencia de sus capacidades y de sus limitaciones, comienza a percibir su situación en el mundo. Es una edad en la que el niño desea agradar, tanto a los adultos, como a sus compañeros.
La progresiva aparición del pensamiento abstracto, por otro lado, hace posible que el niño comience a ser capaz de ver las cosas y de verse a sí mismo desde el punto de vista de otros. Esta posibilidad de descentrarse, de salir de la perspectiva egocéntrica, es la condición previa para el desarrollo de actitudes y comportamientos cooperativos e incluso propiamente altruistas.
La interacción entre iguales durante este período, al igual que en edades anteriores y posteriores, es fuente de desarrollo y estímulo para el aprendizaje. También es positiva la emulación (deseo de superarse en relación a otro para conseguir un objetivo) en un contexto relacional cooperativo.
Hacia los ocho años va desvinculándose de la familia para pasar a depender más afectivamente del grupo de amigos. Los adultos pierden la preponderancia relativa con que contaban en años pasados. Surgen las primeras amistades fijas. Hacia losdiez años , el niño se encuentra integrado en la pandilla de carácter marcadamente unisexual y nada democrática en la que existe un líder. Esta pandilla derivará al final de la etapa en grupos mixtos donde aparecen los intereses sexuales.
En confrontación con los otros y con las exigencias de los aprendizajes que realizan, los niños van forjando suautoconcpeto y autoestima, lo cual implica el conocimiento y la valoración de sí mismos.
  • En cuanto a la identidad profesional, suelen escoger profesiones basándose en criterios de fantasía o emocionales (modas, modelos
cercanos…). Posteriormente tendrán en cuenta sus habilidades y competencias a la hora de elegir una profesión.
  • La identidad sexual está muy marcada por los estereotipos de género: las expectativas de los demás tienden a cumplirse. El carácter y personalidad marcan la tendencia de seguimiento de los
mismos, aunque cada vez se flexibilizan más los criterios de rol de
género.


DESARROLLO MORAL
El desarrollo moral se entiende como el avance cognitivo y emocional que permite a cada persona tomar decisiones cada vez más autónomas y realizar acciones que reflejen una mayor preocupación por los demás y por el bien común. Las competencias relacionadas con el desarrollo moral no sólo son imprescindibles, sino también susceptibles de ser trabajadas en un proyecto de formación ciudadana. Ejemplo, la empatía, es decir, la capacidad para involucrarse emocionalmente con la situación de otros ( sentir su doexternal image innertriangle.giflor, por ejemplo ) o la capacidad de juicio moral para poder analizar, argumentar y dialogar sobre dilemas de la vida cotidiana, se encuentran a lo largo de toda la propuesta, necesitamos estas habilidades para relacionarnos con las demás personas.
La conciencia moral comprende toda conducta que debe ser evitada, orientando nuestra conducta en la dirección que consideramos correcta.
El ideal de yo, que respone a la imágen que cada uno tiene de aquel que quiere llegar a ser.
Autores como Pieaget o Khölberg sostienen que los niños no pueden emitir juicios moreales solidos hasta que alcanza un nivel suficientemente alto de madurez cognoscitiva como para ver las cosas como las vería otra persona.


CONCEPCIÓN TEÓRICA DEL DESARROLLO MORAL

A continucación planteamos un esquema que desarrolló Khölberg sobre las distintas etapas que se dan en la evolución de este desarrollo:
NIVEL
ESTADIO
CARACTERÍSTICAS
Pre convencional

(entre 4 y 10 años)
Estadio 1
Modalidad heterónoma
Obediencia orientada a la evitación del castigo
Estadio 2
Individualismo
Obediencia orientada a la consecución de beneficios
Convencional

(de 10 a 13 o más)
Estadio 3
Expectativas interpersonales mutuas
Aceptación de reglas compartidas en el entorno
familiar (principio de reciprocidad)
Estadio 4
Sistema y conciencia social
Asunción del carácter universal de las reglas sociales
(principio imparcialidad)
Post convencional
(adolescencia, adultez temprana o nunca)
Estadio 5
Contrato social o utilidad y de derecho sociales
Conciencia de que los sistemas de reglas son interpretables y consensuados y, por tanto, flexibles y susceptibles de matizaciones.
Estadio 6
De principio éticos universales
Decisiones morales individuales en base a principios y valores aplicables en cualquier situación y circunstancia.



COMPONENTES DE LA MORALIDAD

Componentes morales:
Empatía: Soporte emocional primario de la moralidad. Los educadores contribuyen al desarrollo de la empatía explicando nuestras conductas y las consecuencias de estas sobre los demás.
Consciencia: Se entiende como la internalización de unos estándares morales y los resultados emocionales y comportamentales del reseto o violación de dicho estándares por el individuo.
Altruismo: Es la tendencia a cubrir las necesidades de otra persona a costa de las de uno mismo. Los niños altruistas suelen ser activos, sociables, competentes, asertivos, avanzados en adopción de roles y juicios morales.
Razonamiento moral: Se va a ver influido fuertemente por el razonamiento moral de los padres, estilo educativo de sus figuras de referencia y los patrones de comunicación familiar.
Componentes metamorales:
Orientación social: El comportamiento moral fluye de un interés por lo que concierne a los demás. El deseo de tomar parte en la interacción social y desarrollar relaciones se considera crítico para la salud psicológica.
Autocontrol: Consiste en esquemas motores deliberados, que aparecen a partir de que el individuo usa mediadores cognitivos (imágenes mentales o habla privada) y desarrolla la capacidad para resistir la tentación, suprimir los impulsos y demorar las gratificaciones.
Sumisión a los estándares externos: La conducta de los educadores es la mayor influencia en el cumplimiento de las normas.
Autoestima: Su buen desarrollo durante la infancia se relaciona con salud mental en la vida adulta y su falta con disfunciones sociales y cierta patología mental (depresión o ansiedad).


ESTRATEGIAS EDUCATIVAS
El currículo escolar debe fomentar el aprendizaje de estrategias que permitan el desarrollo de:
• La empatía y el aprendizaje de habilidades de comunicación que favorezcan ponerse en el lugar del otro, comprenderlo y acogerlo
• El juicio moral, a través del trabajo de dilemas morales
• El sentido crítico para evaluar, desde parámetros de justicia y equidad, la realidad del entorno
• El conocimiento y la valoración del medio como espacio de vida para todos
• La ciudadanía, como competencia para participar en la construcción de la comunidad y ejercicio de la responsabilidad para con el otro
• La autoestima, como recurso indispensable para la valoración del otro, de su persona y de su cultura.

wiki.jpg


El contexto escolar trabaja las nociones básicas de la educación en valores a través de estrategias de trabajo, que para la educación
primaria pueden ser las siguientes:
1) Las normas y la autorregulación. Tenemos una norma, se justifica en razones que entrañan un valor. Nos observamos para ver qué tanto cumplimos la norma, fijamos compromisos para mejorar nuestra actuación en relación a la norma y cada cierto tiempo revisamos el cumplimiento.
2) Las narraciones y las historias ejemplares: los cuentos son una
oportunidad para introducir al niño en el proceso cognitivo y afectivo del aprendizaje.
3) La clarificación y el autoconocimiento. Los niños han interiorizado un conjunto de valores como producto de sus experiencias previas. Una estrategia recomendable es realizar actividades que permitan clarificar aquello que el niño valora, cuáles son los valores familiares y de su comunidad.
4) La reflexión de dilemas y el diálogo. La mayor dificultad para actuar con base en valores es que en la vida las disyuntivas no siempre se presentan como elecciones entre lo bueno y lo malo; a veces tenemos que elegir entre dos valores, por ejemplo la amistad y la honestidad.
5) El análisis de situaciones sociales. Esta estrategia es muy pertinente para analizar las situaciones del mundo contemporáneo o los hechos históricos: los problemas del medio ambiente, la violencia machista, etc.
6) Actividades vivénciales y experiencias formativas. Definitivamente, los valores que se aprenden son los que se viven. Promover el diálogo requiere que la clase sea un espacio en el que se practique el diálogo. La tolerancia, el respeto y el resto de valores tratados deben permear las relaciones entre el maestro y sus alumnos.

MAPA CONCEPTUAL



TEMA_5.jpg