Desarrollo de la personalidad de los 6 años a la adolescencia


LA PERSONALIDAD


La personalidad está formada por una serie de características que utilizamos para describirnos y que se encuentran integradas mediante lo que llamamos el yo o "sí mismo" formando una unidad coherente.

Entre estas características se encuentra lo que en psicología se denominan rasgos (como agresividad, sumisión, sociabilidad, sensibilidad...); conjuntos de rasgos (como extroversión o introversión), y otros aspectos que las personas utilizan para describirse, como sus deseos, motivaciones, emociones, sentimientos y mecanismos para personalidadmultiple.jpgla vida.

Es decir, la personalidad es la forma en que pensamos, sentimos, nos comportamos e interpretamos la realidad.
Un aspecto muy importante de nuestra personalidad es la forma en que nos vemos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea. Dos personas diferentes pueden interpretar la realidad de forma distinta. Al observar un bosque a lo lejos ambas coincidirán en que allí hay árboles y montañas, pero mientras una de ellas puede ver un lugar lleno de peligro, la otra puede estar viendo un paraíso en el que le gustaría perderse durante varios días.

Las personas reaccionan al mundo de acuerdo a su modo de percibirlo. La personalidad determina ese modo de ver el mundo y de vernos a nosotros mismos, pero, al mismo tiempo, la manera de vernos a nosotros mismos influye en nuestra personalidad. Por ejemplo, si varias personas le dicen a un niño que es muy inteligente, es muy probable que piense de sí mismo que lo es, mientras que si le dicen lo contrario llegará a considerarse una persona poco inteligente. Esto es debido a que es difícil comprobar si somos o no inteligentes (mientras que es bastante fácil comprobar, por ejemplo, la fuerza física). Por este motivo, muchas veces recurrimos a los demás para definirnos, basándonos en la opinión que otros tienen de nosotros. En otras ocasiones nos describimos tomando a los demás como punto de referencia. Si alguien nos dice "soy un dormilón", lo que nos está diciendo es que duerme más horas que la mayoría de las personas.

La percepción de nosotros mismos y de los demás suele estar relacionada. Por ejemplo, a veces atribuimos a los demás rasgos de personalidad que nos pertenecen a nosotros, porque de ese modo nos resultan más fáciles de entender y porque en ocasiones los conocimientos que tenemos para explicar las causas de nuestra conducta son los únicos de los que disponemos. Es decir, si yo hago tal cosa, lo haría por el motivo X; por tanto, esta persona lo ha hecho por el mismo motivo (por supuesto, esto no tiene por qué ser cierto). Por eso, cuando alguien cambia su autoconcepto cambia también el modo que tiene de ver a las demás personas.


TIPOS DE PERSONALIDAD


1. EL REFORMADOR
Idealista, de principios. Éticos, concienzudos, bien/mal. Profesores y cruzados ; también quieren hacer el bien pero temen cometer errores. Organizados, ordenados y fastidiosos, derivan en críticos y perfeccionistas. Problemas con la ira reprimida e impaciencia. En su mejor estado: sabios, realistas nobles y moralmente heroicos.
2. EL AYUDADOR
Preocupado, interpersonal. Empáticos, sinceros, cálidos. Amistosos, generosos y sacrificados; también pueden ser sentimentales, halagadores y complacientes. Les gusta estar cerca de otros y hacer cosas por otros para ser necesitados. Problemas con hacerse cargode ellos mismos y reconocer sus propias necesidades. En su mejor estado: generosos y altruistas y tienen amor incondicional por ellos mismos y otros.
EL TRIUNFADOR
Adaptable y orientado al éxito. Seguros de sí mismos, atractivos y encantadores. Ambiciosos, competentes y energéticos; conscientes del status y buscan avance personal. Preocupados de la imagen y lo que los demás piensen de ellos. Problemas con competitividad y trabajólicos. En su mejor estado: Auténticos, se aceptan y son todo lo que parecen ser. Modelos que inspiran a otros.
4. EL INDIVIDUALISTA
Romántico, introspectivo. Conscientes de sí mismos, sensibles, reservados y callados. Se muestran, emocionalmente honestos, y personales; también pueden ser temperamentales y egocéntricos. No se acercan a otros por sentirse vulnerables y defectuosos, pueden ser mirar en menos estilos de vidas comunes. Problemas con autoindulgentes y pena de sí mismos. En su mejor estado: inspirados y altamente creativos, capaces de renovarse a sí mismos y transformar sus experiencias.
5. EL INVESTIGADOR
Intenso, cerebral. Alertas, profundos y curiosos. Capacidad de concentración y foco en el desarrollo de ideas y destrezas complejas. Independientes e innovadores; pueden volverse preocupados con sus pensamientos y construcciones imaginarias. Se vuelven desconectados, pero intensos. Problemas con aislamiento, excentricidad y nihilismo. En su mejor estado: Pioneros visionarios, adelantados a su tiempo y capaces de ver el mundo de una forma completamente distinta.
6. EL LEAL
Comprometido, orientado a la seguridad. Confiables, trabajadores y responsables; pueden ponerse a la defensiva, evasivos y altamente ansiosos, estresándose y quejándose. Usualmente precavidos e indecisos, pueden ser reactivos, desafiantes y rebeldes. Problemas con duda y sospecha. En su mejor estado: estables internamente, confiados en sí mismos, apoyadores de los débiles y sin poder
7. EL ENTUSIASTA
Ocupado, productivo. Versátiles, optimistas y espontáneos. Juguetones, espíritu en alto y prácticos; pueden abarcar mucho, dispersos y poco disciplinados. Buscan experiencias nuevas y excitantes, pero se distraen y cansan en el camino. Problemas con superficialidad e impulsividad. En su mejor estado: Usan sus talentos enmetas que valen la pena, disfrutan, satisfechos, llenos de gratitud.
8. EL DESAFIADOR
- Poderoso, dominante. Confiados en sí mismos, fuertes y asertivos. Protectores, llenos de recursos y decididos; pueden ser orgullosos y dominantes. Sienten que deben controlar el entorno, tornándose confrontacionales e intimidantes. Problemas con permitirse estar cerca de otros. En su mejor estado: usan su fuerza para mejorar las vidas de otros, son heroicos, magnánimos y a veces históricamente grandes
9. EL PACIFICADOR
- Aceptador, inconsciente de sí. Aceptadores, confiados y estables. De buena naturaleza, buenos, fáciles y apoyadores; pueden estar demasiado dispuestos a seguir la corriente a otros para mantener la paz. Quieren que nada implique conflicto pero tienden a ser complacientes y minimizar todo aquello que lo altere. Problemas con pasividad y porfiadez. En su mejor estado: intensamente vivos y conectados con ellos mismos y otros.




¿QUIERES SABER SOBRE TU PERSONALIDAD? PINCHA AQUÍ Y LO DESCUBRIRÁS


Una breve resumen sobre la personalidad.






EL AUTOCONCEPTO

external image autoconcepto.jpg

El autoconcepto es la imagen del yo-conocido que tiene cada persona. Es decir, la construcción mental de cómo se percibe a sí misma. El sentimiento que desarrollamos entorno a nuestro autoconcepto no es lo mismo que autoestima. El autoconcepto incluye valoraciones de todos los parámetros que son relevantes para la persona: desde la apariencia física hasta las habilidades para su desempeño sexual, pasando por nuestras capacidades sociales, intelectuales etc...
Destacamos tres características esenciales:
  • No es innato: el autoconcepto se va formando con la experiencia y la imagen proyectada o percibida en los otros. Además depende del lenguaje simbólico.
  • Es un todo organizado: el individuo tiende a ignorar las variables que percibe de él mismo que no se ajustan al conjunto y tiene su propia jerarquía de atributos a valorar.
  • Es dinámico: puede modificarse con nuevos datos, provenientes de una reinterpretación de la propia personalidad o de juicios externos.
Además, como atributo dinámico el autoconcepto se ve retroalimentado (positiva o negativamente) por nuestro entorno social, siendo determinante las opiniones o valoraciones de las personas con las que entablamos relaciones íntimas.

En nuestro autoconcepto intervienen varios componenetes que están interrelacionados entre sí: la variación de uno afecta a los otros.
-Nivel cognitivo-intelectual: constituye las ideas, opinioners, creencias, percepciones y el procesamiento de la información. Basamos nuestro autoconcepto en experiencias pasadas, creencias y convencimiento sobre nuestra persona.
-Nivel emocional-afectivo: es un juicio sobre nuestras cualidades personales. Implica un sentimiento de lo agtadable o desagradable que vemos en nosotros.
-Nivel conductual: es la decisión de actuar, de llevar a la práctica un comportamiento consecuente.

LOS FACTORES QUE DETERMINAN EL AUTOCONCEPTO SON:
·La actitud o motivación: es la tendencia a reaccionar frente a una situación tras evaluarla positiva o negativamente. Es la causa que impulsa a actuar, por tanto, será importante plantearse los porqués de nuestras acciones, para no dejar llevar simpleente por la inercia.
·Esquema corporal: supone la idea que tenemos de nuestro cuerpo a partir de sensaciones y estímulos. Esta imagen estámuy relacionada e influenciada por las relaciones sociales, modas, complejos o sentimientos hacia nosotros mismos.
·Aptitudes: son capacidades que posee una persona para realizarlo adecuadamente ( inteligencia, razonamiento, habilidades...)
·Valoración externa : es la consideración o apreciación que hacen las demás personas sobre nosotros. Son los refuerzos sociales, contacto físico, reconocimiento social...



FUNDADORES DE LA TRADICIÓN DEL ESTUDIO CIENTÍFICO DEL AUTOCONCEPTO:
Una primera visión sobre el autoconcepto: Williams James
external image james.jpg

(Nueva York, 1842 - Chocorua, 1910) Psicólogo y filósofo norteamericano. Hermano mayor del novelista Henry James e hijo de otro Henry, notable filósofo seguidor de Swedenborg, es el pensador norteamericano moderno más apreciado y admirado. Sus antepasados fueron inmigrantes irlandeses, enriquecidos en su nueva patria. Durante la infancia, William James, como su hermano, acompañó a la familia en sus largas peregrinaciones por Europa, frecuentó numerosas escuelas en seis países distintos y participó en las conversaciones que su fogoso y patriarcal progenitor dirigía en las tertulias de importantes personalidades.
James en lo referente al autoconceptodistingue entre dos conceptos: el YO (YO EXISTENCIAL), y el MI (YO EMPIRICO).
Las características del YO EXISTENCIAL son:
·Conocer
·Saber
·Construir el conocimiento que cada individuo tiene de sí mismo y que da lugar al autoconcepto.
·Define que somos seres independientes unos de otros
El YO EMPÍRICO supone:
·Aquello que vamos conociendo sobre nosotros mismos y que de lugar al autoconcepto.
El autoconcepto presente elementos y algunos tiene más importancia que otros.
En primer lugar lo más importante para el autoconcepto es: el conocimiento sobre como pensamos, como nos comportamos...
A continuación esta el conocimiento que tienen otras personas sobre nosotros.
Y para concluir nos encontramos con nuestro aspecto físico y material que definen lo que somos.
Estos dos conceptos anteriores se relacionan mucho e influyen durante toda la vida de las personas.
James destaca como importante como influyen los demás sobre la imagen que tenemos de nosotros mismos.

COOLEY
external image cooleych.gif
Nacido en Ann Arbor, Michigan, Estados Unidos, hijo de un afamado jurista y académico Thomas M. Cooley. Estudió ingeniería mecánica y, años después, economía política y sociología en la Universidad de Michigan, donde se doctoró en 1894 con una tesis de economía política sobre una teoría del transporte público. En la Universidad de Michigan enseñó ciencia política y economía (1892-1904) y sociología (1904-1929); su creación científica en este último campo alcanzó un extraordinario relieve. Presidente de la American Sociological Society (1918), de la que fue uno de sus fundadores en 1905.

MEAD
external image george-herbert-mead-1-sized.jpg
George H. Mead (27 de febrero de 1863 - 26 de abril de 1931), filósofo pragmático, sociólogo y psicólogo social estadounidense. Teórico del primer conductismo social, también llamado interaccionismo simbólico en el ámbito de la ciencia de la comunicación.
Nació en South Hadley, Massachusetts. Cursó estudios en varias universidades de Estados Unidos y Europa e impartió clases en la Universidad de Chicago desde 1894 hasta su muerte.
Con influencias de la teoría evolutiva y la naturaleza social de la experiencia y de la conducta, recalcó la emersión del yo y de la mente dentro del orden social y en el marco del simbolismo lingüístico que usan las personas para comunicarse (interaccionismo simbólico). A partir de la crítica al conductismo de J. B. Watson denominó su propia corriente como conductismo social. Pensaba que el yo surge por un proceso social en el que el organismo se cohíbe. Esta timidez es el resultado de la interacción del organismo con su ambiente, incluyendo la comunicación con otros organismos..

BALDWIN
Columbia, 1861 - París, 1934) Psicólogo y sociólogo norteamericano. Estudió en Princeton y en Leipzig con Wundt. Fue profesor de las universidades de Toronto (1889-1893), Princeton (1893-1903) y México (1909-1913); a partir de esta fecha se trasladó a Europa, donde enseñó en diversas instituciones. Fundó junto con Hall la American Psychological Association (1897) y el International Congress of Psychology (1909-1913). Perteneciente a la corriente de la Nueva Psicología americana, su obra supuso un gran esfuerzo de integración conceptual. Estudió temas aún vivos en la psicología de hoy, como la imitación, la epistemología genética, la dimensión social de la vida individual o el aprendizaje por las consecuencias. Sus principales aportaciones corresponden al campo de la psicología infantil y la psicología social. Entre sus obras más importantes cabe destacar Handbook of Psychology, (1889-1891) y History of Psychology, (1913).

TEORIÁS DE COOLEY , MEAD Y BALDWIN

Para Cooley y Mead, el autoconcepto es una construcción que hacen las personas y que influyen sobre nosotros.
A través de la relación que tenemos con otras personas vamos viendo que los demás tiene una imagen y opinión acerca de como somos. Para las personas es importante lo que piensan los demás, y sobretodo cuando esa información viene de personas importantes de nuestro alrededor.
Para Mead, la relación con los demás forma nuestro autoconcepto, las reacciones que los demás puedan tener en nosotros mismos, hace que nuestro autoconcepto se forme. Otro punto importante para este autor es que intentamos imitar e interiorizar conductas de los demás que pueden ser beneficiosas para nosotros.
Baldwin dice que desde niños adaptamos conductas de los seres más cercanos. Pero lo más importante de este autor es que a la vez que copiamos actitudes de los demás, esas acciones nos permiten conocer como son los demás.


LA AUTOESTIMA


La autoestima se puede definir de muchas formas, pero su contexto continuará siendo el mismo. La autoestima es la conciencia de una persona de su propio valor, el punto más alto de lo que somos y de nuestras responsabilidades, con determinados aspectos buenos y otros mejorables, y la sensación gratificante de querernos y aceptarnos como somos por nosotros mismos y hacia nuestras relaciones. Es nuestro espejo real, el cual nos enseña cómo somos, qué habilidades tenemos, a través de nuestras experiencias y expectativas. Es el resultado de la relación entre el temperamento del niño y el ambiente en el que éste se desarrolla.


Es un elemento básico en la formación de los niños. De eso dependerá su desarrollo en el aprendizaje, en las buenas relaciones, en las actividades, y por qué no decirlo, en la construcción de la felicidad. Cuando un niño adquiere una buena autoestima se sentirá competente, seguro, y valioso. Entenderá que es importante aprender, y no se sentirá disminuido cuando necesite de ayuda. Será responsable, se comunicará con fluidez, y se relacionará con los demás de una forma adecuada. Al contrario, el niño con una baja autoestima no confiará en sus propias posibilidades ni de las de los demás. Se sentirá inferior frente a otras personas, y por lo tanto se comportará de una forma más tímida, más crítica, con poca creatividad, lo que en muchos casos le podrá llevar a desarrollar conductas agresivas, y a alejarse de sus compañeros y familiares.


La autoestima no es una asignatura de un currículum escolar. Pero sí debe ser un espacio jamás ignorado por los padres y profesores. Hay que estar atentos al lado emocional de los niños. Durante la etapa desde el nacimiento a la adolescencia, por su vulnerabilidad y flexibilidad, busca mejorar la autoestima de tu hijo. Todo lo que se consigue en este periodo puede sellar su conducta y su postura hacia la vida, en la edad adulta.





im5.jpg


(Artículo interesante de la autoestima).

Una buena autoestima

La aceptación y la valoración es algo básico dentro de la autoestima. El niño que se siente aceptado como es, es un niño que aprende a asumir sus errores y, posteriormente, a convertirlos en mejorías. Los padres deben tener una idea realista y clara de cómo es su hijo y quererle por todo, lo bueno y lo malo, que es. Y no dejar de asumir delante de todos, y principalmente dentro de ellos mismos, esta postura.

-Comportamiento de una buena autoestimaPor lo general un niño con buena autoestima suele demostrar el deseo de intentar cosas nuevas, de aprender, de probar nuevas actividades; de ser responsable de sus propios actos; de tener comportamientos pro-sociales; de tener confianza en sí mismo y en sus capacidades; de colaborar con los demás; de reconocer sus errores y aprender con ellos. En estos casos, no tienes nada con que preocuparse. Tu hijo estará construyendo una buena autoestima. Pero no te olvides de que ni él ni nadie son perfectos.

Cada niño evoluciona según su propio ritmo

Es muy importante el respeto, ya que es uno de los pilares que conforma la autoestima. Es necesario valorar las calidades de los niños y darles fuerzas para que superen sus problemas, e intenten mejorar sus debilidades, respetando sobre todo su manera de ser, de pensar, de sentir. No se debe intentar cambiar a nadie. Y sí moldear lo que necesite más atención. Debemos respetar el tiempo de nuestros hijos. Cada niño evoluciona según su propio ritmo.

Muchas veces los padres imaginan al niño ideal y llegan a aplastar al niño real, que nada tiene que ver con el que ellos idealizaron. Cuando eso ocurre el desarrollo personal del niño se verá trincado. Si los padres no pueden ver cómo su hijo es realmente, no le estará ayudando a conocerse a si mismo. Lo mejor, cuando existen diferencias, es ayudarle a corregir sus defectos de una forma cariñosa, positiva, fundamentada en la necesidad.

Los límites y la disciplina son también una buena base en esta obra. Los niños necesitan límites firmes, consistentes, claros, y adecuados. Necesitan de una buena disciplina, y no de que les rotulen de culpables, miedosos, agresivos,... que son factores que deforman la educación.

Para que tu hijo se sienta con una buena autoestima no existen recetas preconcebidas. Lo que sí existen son algunas consideraciones que os podrá servir de ayuda

1- Para que un niño se sienta seguro es necesario que sea aceptado, valorado, y querido por ser como es. La seguridad hará con que el niño actúe con más libertad.
2- Para que un niño se sienta capacitado para hacer frente a las diferentes situaciones que ocurren durante su desarrollo, es necesario que sus padres les den la oportunidad de elegir, así como de equivocarse. Y proporcionarle el estímulo necesario para aceptar responsabilidades y asumir consecuencias.
3- Para que un niño se sienta integrado a su entorno es necesario que se respete su raza, religión, clase, cultura, etc.
4- Para que un niño sienta que puede superarse es necesario que algo le motive. Cabe a sus padres motivarle hacia actividades que beneficien su desarrollo personal, sin olvidarse de sus capacidades.

Antes de adoptar estas consideraciones es necesario que los padres conozcan las carencias de sus hijos, así como sus calidades. Solamente así podrán evaluar en que etapa se encuentra el niño para poder echarle una mano.
La aceptación y la valoración son ladrillos básicos dentro de la construcción de una buena autoestima. El niño que se siente aceptado como es, es un niño que aprende a asumir sus errores y, posteriormente, a convertirlos en mejorías. Los padres deben tener una idea realista y clara de cómo es su hijo y quererle por todo, lo bueno y lo malo, que es. Y no dejar de asumir delante de todos, y principalmente dentro de ellos mismos, esta postura.

La baja autoestima infantil

Constantemente nuestra autoestima se ve afectada por las experiencias y exigencias que recibimos del mundo exterior. La sociedad exige que nos uniformicemos y que sigamos pautas de comportamiento, de elecciones, iguales que las de la mayoría. Y si no cumplimos los requisitos exigidos, nuestra autoestima, aunque positiva, puede verse abalada. Por esta razón, la construcción de una autoestima positiva debe ser sólida en todos los momentos de la vida de un niño. Solamente así, él no se sentirá inferior por si lleva un corte de pelo que le guste pero que no agrada a los demás.


im4.jpg

-Consecuencias de una baja autoestima
Una baja autoestima puede desarrollar en los niños sentimientos como la angustia, el dolor, la indecisión, el desánimo, la pereza, la vergüenza, y otros malestares. En razón de eso, el mantenimiento de una autoestima positiva es una tarea fundamental a lo largo del crecimiento de los niños.
Dentro de cada uno de nosotros existen sentimientos ocultos que muchas veces no los percibimos. Los malos sentimientos, como el dolor, la tristeza, el rencor, y otros, si no son remediados, acaban por convertirse y ganar formas distintas. Estos sentimientos pueden llevar a una persona no solo a sufrir depresiones continuas, como también a tener complejo de culpabilidad, cambios repentinos del humor, crisis de ansiedad, de pánico, reacciones inexplicables, indecisiones, excesiva envidia, miedos, hipersensibilidad, pesimismo, impotencia, y otros malestares.


-Comportamiento de una baja autoestima
Normalmente, durante su desarrollo los niños suelen presentar muchas alteraciones de conducta. Y eso es totalmente normal ya que el niño necesitará contrastar distintas situaciones. Pero existen actuaciones que persisten y se convierten en comportamientos casi crónicos. Por ejemplo, cuando el niño empieza a evitar actividades intelectuales, deportivas o sociales por miedo al fracaso; cuando engaña, miente, y echa la culpa a los demás; cuando, por no confiar en sí mismo y en su capacidad, se hace el pequeño delante de los demás; cuando se vuelve agresivo o violento, y extremadamente tímido; cuando se niega a todo y se muestra frustrado delante de cualquier situación, o cuando la opinión ajena domina sus decisiones. Cuando eso ocurra, lo primero es acércate más a tu hijo, tener conciencia del problema que tiene, e intentar ayudarlo como sea. El apoyo de la familia es fundamental en el proceso de recuperación. Pero si ves que la situación es más seria y crees que requiere la ayuda de un especialista, no pienses dos veces antes de acoger a este servicio. Mejor sanar que lamentarse después.

El papel de la escuela también es importante ya que es la que debe tener habilidad y medios para identificar el problema y a ayudar al niño en dar una salida a estos sentimientos tan distorsionados que le causan tantos problemas.



Falta de interés y valor propio
Una baja autoestima también puede llevar a una persona a sentirse desvalorada y, en razón de eso, a estar siempre comparándose con los demás. Los ven como seres superiores a ella. Siente que jamás llegará a rendir como ellos. Esta postura le puede llevar a no tener objetivos, a no ver sentido en nada, y a convencerse de que es incapaz de lograr cualquier cosa a que se proponga. Lo que le pasa es que no consigue comprender que todos somos distintos y únicos, y que nadie es perfecto. Que todos nos equivocamos y volvemos a empezar.

Es dentro del ambiente familiar, principal factor que influye en la autoestima, donde los niños van creciendo y formando su personalidad. Lo que su familia piensa de él, es de fundamental importancia. En razón de eso, es recomendable que a los padres no se les escapen los logros que conquistan sus hijos. Si el bebé empieza a caminar pero los mayores ven la situación como una obligación y no como una conquista del bebé, la criatura no se sentirá suficientemente estimulada para seguir esforzándose para conseguir otros logros, para superarse.

Lo importante en todo el proceso de crecimiento de nuestros hijos es que demos a ellos la posibilidad de ser, de sentirse bien con ellos mismos. Que nuestro esfuerzo esté vinculado al afecto, al cariño, a la observación, a valorar sus calidades y apoyarle cuando algo va mal. Y para eso es necesario conocerles cada día, favoreciendo los encuentros, las conversaciones, el contacto físico.

-Problemas de autoestima en los niños
¿Cómo se manifiestan los problemas de autoestima en un niño? ¿Cómo saber si mí hijo tiene problemas de autoestima? Estas son preguntas que en algún momento los padres hacen a sí mismos. Para obtener las respuestas, lo mejor es que los padres estén atentos para detectar comportamientos que sean muestras de baja autoestima. Para eso, es necesario estar con los hijos, charlar con ellos, e interesarse por sus actividades, dudas, cuestionamientos, etc.
Relacionamos aquí algunas señales de que o todo va bien o de que algo va mal.




LA ALIMENTACIÓN Y LA AUTOESTIMA

im1.jpg im3.jpg

La alimentación es muy importante para llegar a tener una buena autoestima. Muchas personas no están satisfechas e incluso viven a disgusto con alguna parte de su cuerpo. La idea de que existe una figura ideal ha sido aceptada por la mayoría. Sin embargo, a lo largo de la historia los conceptos de belleza física y estética han evolucionado bajo parámetros tan disímiles que no es fácil comprender por qué en la actualidad ser considerado bello puede tener una relación directa con la felicidad.
Demasiada publicidad y mercantilismo están detrás de esto. Todos lo sabemos bien. Pero a veces ese pequeño rechazo hacia el propio cuerpo puede volverse una obsesión patológica que no nos permite apreciar las cualidades o disfrutar del entorno y de los buenos momentos que regala cada día.

LOCUS DE CONTROL

El locus de control se refiere a la forma que el individuo cree controlar su vida y los acontecimientos que influyen en ella. En general, constituye una creencia en la que se ve relacionada con la previsibilidad y estructuración del tema. Cuando una persona percibe que un determinado evento reforzador, es mucho más dura con su propia conducta es que considera que ejerce influencias importantes sobre el caso de su propia vida, se dice que tiene un control intern del refuerzo. Si, por el contrario, una persona percibe un refuerzo como una consecuencia directa de su alcance, como por ejemplo, la suerte o el destino, se dice entonces que tiene un control externo del refuerzo.

EN CUANTO A LOS ESTILOS EDUCATIVOS
El estilo democrático es aquel en el cual hay una toma de decisiones compartida entre el profesor y los alumnos; se llega al consenso, a la elección acordada de lo que se hace y estudia a través del diálogo y el respeto mutuos. Es por eso que este estilo puede ser más eficaz y positivo, puesto que fomenta la originalidad y la participación crítica, despierta la motivación por el trabajo y la cooperación; se anima a los sujetos a que presten más atención al grupo y a las relaciones personales. Los alumnos bajo este estilo desempeñan un trabajo de mayor calidad.

En cambio podemos señalar que el estilo autoritario se caracteriza por el papel preponderante y directivo del profesor en cuanto al desarrollo del que hacer educativo. él es quien dirige , ordena, decide, manda en definitiva, cuando , cómo y de que manera hay que trabajar en clases. Este estilo puede tener consecuencias negativas, en cuanto que fomenta la sumisión y la dependencia y no permite al individuo mostrarse tal y como es creando en el grupo un clima tenso y conflictivo, que afecta a la actitud hacia el aprendizaje. Como queda de manifiesto, no se potencia el trabajo creativo y espontáneo sino que el sujeto actúa de forma reacia a las iniciativas del líder. Al analizar las producciones de estos alumnos se contaba que estas son mayores pero de menor calidad”.
Seguidamente, podemos observar unos videos que nos han parecido muy interesantes sobre la autoestima:




TEMA4.jpg

PREGUNTAS

1. ¿Cuál de los siguientes autores estableció que el conocimiento está compuesto por los términos "yo empírico" y "yo existencial"?
a) Cooley

b) Baldwin

c) James

d) Mead

2. ¿ Las emociones básicas con que tipo de emociones se complementan?
a) emociones sociales

b) emociones altruistas

c) emociones autoconscientes o morales

d) emociones empáticas

3. Señala cual contiene 3 de los componenetes metamorales del desarrollo moral:

a) altruismo, orientación social, razonamiento social

b) autocontrol, autoestima, orientación social

c)empatía, consciencia, altruismo


d) A y B son correctas



4. Por ejemplo, si varias personas le dicen a un niño que es muy inteligente, es muy probable que piense de sí mismo que lo es, mientras que si le dicen lo contrario llcegará a considerarse una persona poco inteligente. Esto es debido a que es difícil comprobar si somos o no inteligentes. Este ejemplo ¿Con cuál concepto estaría relacionado?
a) Autoestima
b)Autoconcepto
c)Personalidad
d)Orientaciones externas

5. ¿Qué estilo educativo es el mejor para que un niño consiga tener una buena autoestima?
a) El estilo permisivo

b) El estilo autoritario

c) El estilo democrático

d) A y C son correctas.